K para Guitarra Eléctrica

Tradicionalmente el amplificador de guitarra era, en realidad, una extensión del instrumento. Era una parte del sonido del músico, así como la elección de la guitarra, cuerdas y micrófonos. A través de los años, los diseños de amplificadores de guitarra se han presentado en infinitas opciones, ofreciendo al guitarrista una característica sonora distintiva, para crear un sonido perfecto. Pedales y otros efectos optimizan, colorean y distorsionan el tono, creando una gama más amplia de opciones. 

Leer más

En años recientes se ha incrementado la utilización de tecnología de modelación de amplificadores. Guitarras, modelación de amplificadores y pre-amplificadores, dispositivos digitales e incluso computadoras, el guitarrista actual tiene el mayor control sobre el sonido deseado. Una vez obtenido el sonido deseado, puede ser almacenado en memoria y vuelto a cargar cuando se desee.  

 

Sin embargo, muchos guitarristas que utilizan procesadores de modelado están observando que el amplificador típico de guitarra no es la mejor opción en su caso. Esto se debe a que un amplificador agrega sus características y coloración distintivas a la réplica modelada en los procesadores. Es como si una grabación del sonido amplificado fuera reproducida nuevamente a través del mismo amplificador.

Aceptémoslo; amplificadores de guitarra son excelentes al utilizarlos para lo que fueron creados. Pero no están diseñados para reproducir una señal de modo transparente. En cambio, agregan sus características y coloratura al sonido. Por eso, se requiere un sistema de altavoces diseñado para una reproducción cristalina, a fin de aprovechar las ventajas de un procesador de modelado.

 

Una solución ideal sería un sistema de monitores de estudio de alta calidad –excepto por el hecho de que, salvo en entornos muy pequeños, el sonido no sería lo suficientemente potente ni dispondría de la cobertura adecuada. El guitarrista contemporáneo requiere amplificación de escenario que ofrezca una reproducción transparente y precisa, pero también un nivel de salida suficiente para una experiencia musical placentera. 

 

Diariamente, más y más guitarristas descubren la fidelidad de sonido con calidad de estudio de la familia K de altavoces. Y, con 1000 watts de potencia clase D por altavoz, estos altavoces pueden reproducir sonido a niveles adecuados, no solo para oírse en conjunto con los demás instrumentos en el escenario, sino que también permiten destacar los solos y sonidos principales.

 

Resumen de Ventajas:

  • Reproducción en rango completo, sin distorsión a altos niveles de reproducción (por ej. Enormes monitores de estudio en escenario).
  • La tecnología DMT permite una respuesta plana fuera de eje, esto resulta en un sonido con mayor inteligibilidad en un plano amplio, o con una imagen estéreo más amplia, utilizando dos altavoces.
  • Disposición como monitor de escenario o montaje en poste para los modelos de10” y 12”.
  • Mezclador de dos canales (incluyendo una entrada de micrófono) posibilita el uso mixto como amplificador de instrumento y monitor de escenario.
  • Conexiones en cadena y salida mezclada disponibles para interfase simple con la consola mezcladora principal.

Pedal de Expresión* permite controlar el nivel de sonido en escenario.